33 Lecturas

Desde 1993, a través de su declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer, la Organización de las Naciones Unidas busca la erradicación de una perversidad más cercana de lo que nos imaginamos, una realidad que se vive en todos los ámbitos, sectores y niveles socioeconómicos. No, no se trata de algo que proviene de ciertos sectores, es un mal que lo encuentras en zonas urbanas y rurales, en distintas etnias, religiones, niveles de educación y regiones del país; pasa a diario y debemos detenerlo. Entiéndase por violencia de género a todo acto físico, psicológico o sexual a la mujer únicamente por su identidad de género femenino ¡Ser mujer es un riesgo! Pasa aquí, pasa a diario.

A nivel mundial, las mujeres, jóvenes y niñas ven sus derechos perpetrados con total impunidad; muchas veces no están conscientes de ello hasta que se agudiza, puede que para ese momento la situación haya avanzado demasiado, a tal punto que la propia vida está en juego, si es que aún no ha pasado lo peor. No es exageración, en el Ecuador, estamos próximos a cerrar el año y según la Asociación Latinoamericana para el Desarrollo Alternativo, una mujer es asesinada cada 3 días en territorio ecuatoriano. Hasta agosto del año en curso se registraron 60 femicidios y se estima que el año cierre con 30 víctimas más. Puedes ser tú, puedo ser yo, pero la pregunta es ¿cómo evitarlo?

Claro está que no depende de nosotras, nosotras no somos las culpables, somos las víctimas. Pero lo que podemos hacer es reconocer las señales. A nivel mundial los crímenes mortales que se desencadenan de una relación pasional alcanzan el 80%. Es decir, que el asesino se trata de la pareja de la víctima y nosotras, las mujeres, como protagonistas del 50% de esa ecuación, tenemos la opción de elegir hasta qué punto permanecer en una relación tóxica. Recordemos entonces que si tu pareja quiere:

  • Revisar constantemente tu espacio privado, no es amor
  • Limitarte en tus decisiones y sueños, no es aconsejar
  • Callarte o silenciarte en algún momento, no es apoyo

La violencia física y sexual no llega a su tope de la noche a la mañana, hay pequeñas señales o micro machismos culturales que nos pueden dar una alerta, y en caso de que no sea así, a la primera muestra de irrespeto, ALÉJATE. Amor propio, antes que cualquier otro, es respetarnos, poner límites a personas que intentan dañarnos.

¡Denuncia! No tengas temor de comentarlo con tu familia, amigos o colegas, mantener a todos informados es la mejor forma de resguardar nuestra integridad. Tal vez hoy no somos las víctimas, tal vez hay alguien de nuestro entorno que lo es y no lo manifiesta. Para ellas, para las que necesitan escuchar este mensaje, para las que nadie escuchó cuando denunciaron, para las voces silenciadas que ya no pueden contar su testimonio, para TODAS y TODOS:

Di ¡No más violencia de género! No somos el sexo débil, somos el sexo que no se cree ese papel secundario que durante siglos se le ha impuesto actuar. ¡Somos las escritoras de nuestra propia historia! ¡Somos las protagonistas!

Toma acción desde este 25 de noviembre Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer hasta el próximo 10 de diciembre Día Internacional de los Derechos Humanos. Comparte publicaciones diarias del paquete 16 días de activismo “Pinta el mundo de naranja #OrangeTheWorld”, cortesía de ONU Mujeres para apoyar con material a la generación de promotores de la igualdad que condenan la violencia de género, como tú, como yo. Verás que somos muchos los que construimos un mundo equitativo para hombres y mujeres.

Link abierto:  https://cutt.ly/2eBnSqz

 

Jodie Padilla Lozano

Voluntaria, Girls in Tech Ec

¡Ayúdanos a difundir!